¿Argireline o Bótox?

 

Se le conoce como el “Botox más natural“, tanto por su formación molecular como por sus efectos. En la industria de la estética y la belleza el Botox ha representado siempre un papel desencadenante en la lucha contra el envejecimiento y algunas personas han sido reticentes a la hora de comprobar sus resultados.

Sabemos de varios personajes famosos que han jurado y perjurado que jamás se someterían otra vez a este tratamiento, y es que su uso prolongado hace que pierda la efectividad que representa este producto, llegando a paralizar el propio músculo.

Su función es relajar la musculatura, bloqueando así los impulsos nerviosos, reduciendo la contracción muscular y esta a su vez suavizando las arrugas. Se aplica mediante inyección en las zonas donde hay más actividad, este tratamiento lo debe realizar siempre un experto, con amplios conocimientos de anatomía facial y de correcta administración del mismo.

Ha sido uno de los tratamientos más demandados pero también los más escépticos o tradicionales aún no confían en este medicamento que comenzó a utilizarse en los 80.

brain-1845962_1920

Afortunadamente existen otras alternativas para los más aprensivos a las agujas, el mercado cuenta con innumerables productos que podrían sustituir el efecto del Botox, uno de ellos que nos ha llamado especialmente la atención es el “Argireline”.

Este principio activo tan vanguardista basado en la ingeniería molecular tiene el poder de crear el mismo efecto que la toxina botulínica y es gracias a su composición de 6 péptidos que provienen de 6 aminoácidos lo que le hace tan maravilloso.

Todo ocurre en nuestra sinapsis neuronal, el Argireline compite a nivel celular con la acetilcolina, que es la encargada de realizar la contracción muscular, la misma contracción que nos producen las arrugas, al relajarse y liberar la acetilcolina de forma eficiente atenúa la contracción muscular, previniendo la formación de arrugas y suavizando las ya existentes.  Es una alternativa más natural al Botox, más barata y a la larga no interfiere en nuestros impulsos nerviosos de manera química.

Mientras que la aplicación reiterada de Botox produce la parálisis del propio músculo para conseguir relajar la musculatura y su uso perdura en el tiempo, la aplicación de productos con Argireline solo actúa cuando se aplican estas sustancias en nuestra piel, no tiene un efecto a largo plazo pero tampoco entraña riesgo visible a nuestros músculos faciales.

El descubrimiento de este componente ha supuesto una verdadera revolución cosmética antiarrugas abriendo un nuevo camino en la investigación y el diseño de activos cosméticos basados en la ingeniería molecular, porque, conocer los mecanismos biológicos de la formación de arrugas está permitiendo que cada vez se sinteticen y descubran más activos naturales cosméticos con alta eficacia antiarrugas.

medic-563423_1920

Las arrugas del espíritu nos hacen más viejos que las de la cara.
Michel Eyquem de la Montaigne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: