Mascarillas faciales a base de ingredientes naturales, fáciles para realizar en casa.

Es habitual visualizar en miles de productos y anuncios cómo el mercado de los ingredientes naturales está en pleno auge, el ser humano se está volcando con la naturaleza hasta tal punto de que intentamos aprovechar al máximo lo que nos rodea. Desde los tiempos de la supervivencia el hombre y la naturaleza han creado un vínculo en el que el hombre ha sabido adaptar la realidad a sus propias necesidades, tomando, como consecuencia, lo que esta le aportaba.

Desde plantas, brebajes y remedios caseros para enfermedades, la medicina herbolaria ha sido una de las únicas alternativas cuando no se conocía la actual, con el paso de los años hemos evolucionado creando nuevas formas e ingredientes olvidando lo que antaño nos ha ayudado a seguir evolucionando como especie, y es lo que la naturaleza nos ofrece.

aroma-906137_1920

Hoy queremos compartir con vosotros recetas naturales con ingredientes sacados de la Tierra para aplicarlos en nuestra vida diaria, hay multitud de fórmulas de las que podemos sacar beneficio sin necesidad de adquirir tratamientos costosos ni elaboración complicada.

Cuidarse nunca ha sido tan fácil.

Comprobamos a continuación remedios caseros no solamente para cuidar nuestra salud sino como una forma de hacer las paces con la naturaleza después de todo lo que le hemos causado.

Ingredientes naturales:

-Aloe Vera: las propiedades que nos brinda esta planta son múltiples y todas beneficiosas, es una de las plantas más usadas y comunes, al alcance de cualquier bolsillo, solo se necesita un poco de tiempo para que empiece a crecer. Su formulación está incluida en productos y preparados medicinales, farmacéuticos, e incluso en el supermercado podemos adquirir productos que contengan este fabuloso ingrediente. Desde su efecto calmante y reparador de la piel, también en antiséptico, bactericida y antiinflamatorio, incluye un poderoso antiarrugas rico en vitaminas A, C y E , minerales que nuestra piel necesita a diario debido al paso del tiempo, el estrés, la contaminación, maquillajes y polución.
Se recomienda que la planta tenga unos 3-5 años de vida para aprovechar sus hojas, es importante que cuando vayamos a hacer la recolección haya estado 2 o 3 días sin regarse para que el gel pueda estar más concentrado. El corte debe ser limpio y lo más cercano posible al tallo, preferiblemente de las hojas exteriores. Es recomendable dejar las hojas remojadas en agua durante unas 24 horas renovándolas cada 2 o 3 horas para que expulse una toxina que contiene, llamada aloína.

Puede aplicarse directamente sobre la piel o puede mezclarse con ingredientes naturales como la miel, el yogur o el jugo del limón para fabricar nuestra crema hidratante. Como mascarilla exfoliante también se puede utilizar mezclándolo con un ingrediente tan básico como el azúcar o la arena, capaces de arrastrar la suciedad, activar la circulación de la zona, calmar y tratar la piel.
El método consiste en extraer todo el jugo de la planta, remover y aplicar, tan fácil y efectivo como una crema que vendan en cualquier superficie, barato y cómodo, además sabemos los ingredientes naturales que contienen y podremos hacer las variedades que queramos, dependiendo de lo que nuestra piel demande.

glass-3141865_1920

-La manzanilla: debido a su poder humectante, antioxidante y calmante conseguimos con la aplicación de estas hierbas aliviar inflamaciones, crear nuevas células a la vez que regenerando las existentes.
Tonifica, suaviza e hidrata con profundidad combatiendo los puntos negros, acné, irritaciones y formación de impurezas. El proceso es sencillo y natural, se deberá hervir la manzanilla y cuando la tengamos mezclaremos 1 cucharada de miel y 2 cucharadas de harina de avena, aplicamos en el rostro durante unos 20 minutos y eliminamos con agua. El resultado es una piel uniforme, tratada a base de ingredientes naturales a muy bajo coste y en el tiempo que mejor nos convenga.
La manzanilla también se puede utilizar en el cabello, tanto como aporte vitamínico como aclarante natural sin resentir nuestro cuero cabelludo, libre de toxinas y elementos químicos.
-El ginseng: proviene su uso de China y Corea del Norte, se ha utilizado en esta medicina tradicional hace más de 4000 años, es tan famosa y su uso perdura en el tiempo gracias a los beneficios que proyecta, aporta tonificación, regenerando y activando las células como potente antioxidante, proporcionando un alivio inmediato en la piel, regenerando células y disminuyendo el cansancio y la fatiga de la dermis. Podemos mezclar esta hierba ( hirviéndola primero) y cuando enfríe con una gota de aceite de oliva y unas gotas de limón, aplicaremos por la noche cuando vayamos a dormir humedeciendo con una toalla la mezcla,  aplicando en la cara sin enjuague después, a la mañana siguiente comprobaremos que los beneficios ya han empezado a hacer efecto.
-La menta: Últimamente muchos productos relacionados con el cuidado facial contienen esta planta y es que tiene propiedades astringentes y bactericidas, además del aporte de minerales, especialmente indicada para pieles deshidratadas, cansadas y apagadas la menta fresca aportará a nuestro cutis vigor y frescura. La preparación de esta mascarilla requiere cocer las hojas de la menta primeramente para después añadirle los demás ingredientes, como puede ser el gel de aloe vera, aceite de oliva, un poco de leche y una cucharada de miel, batimos y aplicamos, el tiempo de interacción más o menos es de 15 a 25 minutos para después enjuagar con agua.
-El limón: este cítrico además de ser un alimento alcalino es emoliente, astringente, bactericida, fungicida y antioxidante. Está enriquecido con Vitamina C, la cual ayuda a la producción de colágeno, ácido cítrico que previene el acné y lo neutraliza, potasio y luteína ayudantes de la liberación de los radicales libres, puede aplicarse el zumo de un limón directamente como aclarante de la tez o mezclarlo con más ingredientes que hemos descrito anteriormente. Sea como sea el proceso este alimento además de alcalinizar la sangre nos aporta un extra de juventud con el mínimo gasto posible.
-El Huevo: más bien la clara, es la causante de que este ingrediente sea tan efectivo como barato. Reparador de tejido, fuente de luteína y aporte vitamínico hacen de este producto un tónico ideal para nuestra utilización diaria. Es un potente activador de la regeneración celular, ayuda a combatir la hinchazon de bolsas y ojeras, recomendable para pieles resecas y sin brillo, aportando un extra de luminosidad al rostro sin necesidad de maquillaje, equilibrante del ph propio de la dermis.

mask-1231843_1920

Podemos mezclar todos estos ingredientes jutnos para realizar nuestra sesión Beauty o sólo aplicar uno e ir cambiando de recetas conforme vayamos viendo resultados.
Todas estas recetas están sacadas de nuestros antepasados que ya las utilizaban, la medicina tradicional natural y el pozo de sabiduría que nos han inculcado nuestras abuelas, las cuales tenian extraños remedios casi para cualquier dolencia o afección, consiguen prevalecer la fuente natural de estos ingredientes frente a lo químico y procesado que reina en nuestros días

¿ Y tu, sabes de alguna receta casera facial ? Si es así nos encantaría que la compartieras con todos nosotros y, como consecuencia, enriquecer nuestro conocimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: